TOP NEWS
Coaching icon Ernest Holland commits to video interview to document history of American Football in Panama. 
A+ A A-

Brader Raiders: 12th 'wow'-man leads teams to victory

Written by Giovanna Vallarino De Luca
SUPER MOM DE LOS BRADER RAIDERS

Todavía recuerdo el día que mi hijo mayor Roberto, que en ese entonces estaba por cumplir 11 años, llegó a casa emocionado con una volante donde se anunciaban los “Try Outs” para entrar a los RAIDERS, equipo de football americano de su escuela. Lo primero que me vino a la mente (y me salió del alma) fue preguntarle: estás seguro ??? football americano ???? Pero qué pasó con el basketball ? Pero al verlo tan decidido no quedó otra opción que apoyarlo como siempre lo habíamos hecho. Así que Roberto asistió a sus “Try Outs" en marzo 2010 y fué escogido como miembro del equipo Brader Raiders Categoría Mini.

Desde ese entonces empezó lo que yo creía sería todo un tormento para mí. Qué de bueno podría tenía ese deporte ? Ante mis ojos eran un grupo como de “zumos” con cascos y uniformes bonitos y apretaditos, pegándose unos a otros para defender una bola que para colmos no rodaba. Sólo veía agresividad, hombres en el piso, golpes, lesiones, y más agresividad !!! Hoy, después de casi cuatro años, y varias ligas (pues mi hijo Humberto también entró ese año a la Categoría Micro, y al año siguiente mi hijo Julio), me doy cuenta que football americano no es simplemente otro deporte más.

Va más allá de aprender a hacer bien el “stance” o ejecutar un buen pase. Les enseña puntualidad, ya que si llegan tarde a las prácticas, son penalizados. Les ayuda a comprender el significado de compromiso y de "pertenecer" a un equipo; ninguno quiere llegar tarde ni faltar a sus prácticas , y mucho menos ser penalizados por eso. Les enseña disciplina, a dar siempre lo mejor de sí mismo, pues hay que hacer las cosas bien la primera vez (cada oportunidad cuenta).

Les enseña respeto, lo cual es practicado siempre que se dirigen a sus coaches, compañeros de equipo y árbitros (lo cual es exigido también fuera del campo de juego). Les enseña a tener metas y objetivos bien trazados, y cómo ejecutarlos; Les enseña que cuando uno se propone lo que quiere, es posible, siempre y cuando esté dispuesto a hacer sacrificios (sino pregúntenles a todos aquellos que pasan 4 meses manteniendo su peso, o a los que van a un quinceaños sólo un rato para no trasnocharse antes de un juego)/ Y sobre todo, este deporte les enseña qué es trabajo en equipo. Cada uno de los jugadores tiene una función crucial, y son parte de una cadena. El que corre la bola no puede ejecutar su función si el resto del equipo no hace su trabajo. Esto es literalmente “cubrirse las espaldas” ... realmente trabajar en equipo. Como ven, todas estas son enseñanzas aplicables a la vida diaria... es lo que los fortalece hoy para los hombres que serán mañana. Pero sobre estas y muchas cosas más, desarrollan algo que no se aprende viendo, sino viviéndolo: un gran sentimiento de amistad entrañable con sus compañeros y "coaches" realmente envidiable. Yo definiría que la palabra PASION los une durante cuatro largos meses.

Mis hijos han tenido la bendición de contar con "coaches" de lujo: un grupo de papás abnegados (al cual se unió mi esposo Roberto hace un par de años) que respiran Football Americano, y que no duermen durante la temporada pensando en “drills”, en nuevas jugadas, estudiando los equipos contrarios, haciendo su trabajo con gran profesionalismo y dedicación, para nuestros jugadores nos entreguen lo mejor en cada juego.

Y el resto de los papás del equipo ? Pues la mayoría tenemos nuestras funciones asignadas voluntariamente y con gran gusto: los que coordinan todo lo referente al equipo desde el primer día y se encargan de cobrar, y pagar los gastos y dirigir nuestra fundación, THE RAIDERS SPORTS FOUNDATION; los encargados de asegurarse que tengamos Tshirts alusivos al equipo para la "barra", paraguas, abanicos, bolsas, calcomanías, placas y banderas para toda la temporada; los “waterdads” encargados de llevar y distribuir el agua a los jugadores durante los juegos; los que preparan las bebida hidratantes para los “pelaos” y las que cocinan las barritas energéticas para el medio tiempo; los que llegan temprano al estadio para instalar banners y banderas del equipo para que la barra esté bien ubicada y lucida; los que se dedican a tomar fotos bajo el sol o lluvia para que tengamos recuerdos de calidad; los que tocan el redoblante y el tambor para completar la labor del megáfono; los que se dedican a mantener al día la página "web" del equipo. En fin, cada uno responsablemente tiene su función para un mismo fin: el apoyo incondicional a nuestros hijos. Esa amistad y camaradería que desarrolla el equipo durante la temporada, también se va reflejando en nosotros los padres, a los cuales no nos importa levantarnos un domingo temprano a hacer desayuno, los padres que sufrimos cada jugada, sudamos, nos mojamos y gritamos por dos horas seguidas durante los juegos...en fin, éstas y muchas cosas más que para muchos representarían un gran sacrificio, para la mayoría nosotros, los papás intensos y apasionados como yo, está muy lejos de serlo.

El comienzo del nuevo año escolar también trae consigo la nueva temporada de football americano de la liga Kiwanis. Si sus hijos han demostrado interés en practicar este deporte, aprovechen la oportunidad de apoyarlos incondicionalmente, acompáñenlos y diviértanse junto con ellos...

Yo por mi parte seguiré disfrutando de esta experiencia. Con tres hijos varones deportistas y un coach en mi casa, me esperan muchos años más de este apasionante deporte !!

Last modified on
Rate this item
(0 votes)
More in this category: « David Cohen Cortés - Talento nato

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

back to top

Register

User Registration
or Cancel